miércoles, febrero 14, 2007

Foto Carnet (001)

I - II - III - IV
I – Uno – I

Después de seis horas de espera en el departamento de tránsito me sorprendió encontrarme tranquilo, desplazándome con un paso pausado, casi detenido. Claro que me sorprendía, sólo faltaba sacarme la foto para finalizar el angustioso trámite que me tenía desde las ocho de la mañana haciendo fila y esperando ser llamado por una voz diferente cada vez.

Tal vez mi tranquilidad me la daba mi estatus de estudiante/cesante de vacaciones. Puede ser lo más probable. Si que me senté luego de sacar mi número para ser atendido en el quisco de fotos inserto en el departamento de tránsito de mi ciudad. Otra fila más… ¡Siguiente!

Mientras esperaba mi turno me hipnotizó el mural que tenía el quiosco. ¿Quién serán todas esas personas cuyas fotos están a la vista de todos?

Un abuelo y su nieto, una familia completa con un fondo de bosque falso. Tantas fotos de gente que no es modelo, que de seguro, al tomarse la foto nunca pensó que yo, un perfecto extraño en su mundo estaría estudiándolas mientras esperaba su turno frente al obturador.

¿Cómo llegan esas fotos ahí? ¿Son fotos que nunca fueron reclamadas, que fueron abandonadas? ¿Y por qué hay tantas? Fotos que incluso muestran para que estaban hechas. Si sé que son todas fotos de carnet, pero aquella del gordito tiene pinta de ser para curriculum, y la del pendejo para licencia de conducir.

La foto de ella era algo distinto. Parecía ser de pase escolar o de carnet de biblioteca. El fondo azul como que me descolocaba en verdad, haciéndome dudar de su propósito. Además ella tenía un rostro como para colgarlo en la pared en una fotografía. Las demás fotos eran de gente común, pero ella no parecía gente común. Empezando, salía demasiado bien para ser una foto de carnet. Sus ojos hablaban como diciendo que era feliz o al menos, sabe como serlo. Sus aros son algo extraños, largos, medios indígenas. Su piel tostada ayudaba a sus ojos a encandilar...

  • ¡Siguiente! ¡Número 45!

Me había olvidado que estaba acá para sacarme mi propia foto y no para perderme en alguna olvidada en un mural de un negocio.

Pero había algo en esa foto. Lo más inquietante era que existía una familiaridad al mirarla, como si estuviese mirando la foto de un amiga, de una compañera, de una…

  • Mira al lente sin cerrar los ojos.

Decidí dejar de pensar. Sólo me falta entregar las fotos y podría irme de ahí. Ahora sólo debía esperar que se imprimieran, las cortaran y embolsaran las fotos lo que me dio tiempo de ver la foto nuevamente, aprenderme parte de su nombre. No llegué al punto de aprenderme su rut (esto se estaba poniendo más extraño de lo que pensaba)…

  • Aquí están tus fotos

Mientras le agradecía miraba de reojo a ese fondo azul y a ese rostro inquietantemente familiar.

Al empezar a marcharme casi pronuncio un: Adiós Daniela.

Continúa ->>

4 comentarios:

Mara dijo...

:( he leido en tu twitter, que te cuestionas tener el msn...spero que siga ahi, es nuestro punto de contacto, y m daría muchisima pena perderlo.
Me gustó este post...pero no me sale comentarte nada. Un saludo y besikos!

klgo dijo...

Esa daniella no es la misma de "esa es mi daniella " ???

Sauce dijo...

De a donde sacaste a esa "Daniella" (Con doble l) si el relato habla de una Daniela.

Y no.. no es.

.* Itaa dijo...

Jajaja, le deberías haber hablado algo más!!!

Rumbo Perdido fue diseñado a mano por José Daniel Ayala.
Feed gracias a Feedburner, gestión de contenidos gracias a Blogger.
( cc ) Algunos derechos reservados, 2007