domingo, noviembre 05, 2006

Amigos

El tema de los amigos siempre me ha parecido interesante. Como combustión espontánea las cosas comienzan en algún momento dado y uno no se da ni cuenta cuado se está al servicio de un amigo y viceversa. Es un proceso enigmático, como los Cuantos y su naturaleza.

Es que ni me acuerdo como me hice amigo de mi primer amigo. Recuerdo muy bien como he perdido a varios, pero a veces no recuerdo como ha empezado todo.

Ahora que estoy algo más conciente de mí y mi entorno me doy cuenta que ya no tengo tan pocos amigos como yo creía. Estoy dándome cuenta de que tengo unos muy buenos amigos y de los más variados tipos.

Y me voy a detener en dos grandes amigos con los cuales tengo una relación muy particular.

Si bien ya les he contado de mi hermano Carlos, del Pokaluz y de la pandilla del Duoc, estos amigos son algo extraños.

Son de esos amigos de los cuales no sé mucho muy seguido, que nos frecuentamos, pero que no tenemos mucha oportunidad de conversar o de contarnos nuestras cosas que nos molestan o nos alegran, pero que, sin embargo, en el momento que podemos sentarnos y conversar de todo y de nada, es como si nada hubiese pasado desde nuestra ultima conversación, de que el tiempo que pasó simplemente no pasó y que la conversación nunca terminó.

Eso es lo que me pasa con Fernando y con Rodolfo.

Amigos algo particulares empezando por la edad, por nuestros contextos y que nos une la práctica del Karate-Do, de la manera de la manos vacías y su filosofía. Y nuestros momentos son alrededor de un modesto té.

Somos muy parecidos, de repente encuentro y que por lo mismo me da para pensar en lo cíclico que es la vida.

Gracias a los cuantos y su voluntad coincidimos y ojalá pueda encontrar más momentos para seguir aprendiendo de ellos y compartiendo el saber más grande de todos: el que no lo sabemos todo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Mish!!

No sabia que eramos una pandilla jejeje....

A veces hecho tanto de menos el estar en el Duoc... igual lo pasamos bien después de todo... nos reimos mucho y weviamos mas aún hehehe.

mara dijo...

Yo cuento con dedos los buenos amigos,y a ti t considero uno de ellos, y creo que eres el unico que me acuerdo como y cuando te conoci :P Un saludo,besitos y abrazos!

klgo dijo...

Ser amigo de alguien, con lo que significa (al menos para mi) ser amigo, es algo muy dificil. Sobre todo si a veces uno espera y exige cosas. Creo que en las amistades no se espera ni se exige, se es. Y por eso cuesta tanto crear vinculos.
En realidad se parece bastante a las relaciones de pareja, solamente que hay la gran diferencia de la atraccion hacia la persona, que es otra. Quizás por eso los hombres somos poco propensos a los amigos ya que implica exteriorizar cosas que resulta muy dificil sacar.

Rumbo Perdido fue diseñado a mano por José Daniel Ayala.
Feed gracias a Feedburner, gestión de contenidos gracias a Blogger.
( cc ) Algunos derechos reservados, 2007