miércoles, noviembre 01, 2006

Esos los que somos, ya no somos los mismos

Es raro cuando uno se descubre diferente. Uno no suele descubrir los propios cambios de su cuerpo o de se mente. A pesar que uno se relaciona bastante con los espejos: en la mañana, si tengo clases, soy a la primera persona que veo y usualmente, en la noche soy el último en decirme buenas noches. Entonces estoy acostumbrado a verme y a tratar conmigo, no me separo nunca de mí, por decirlo de algún modo.

Esto se me viene a la cabeza por que, en estos días que he tenido libre (los martes no tengo clases y hoy es feriado) me senté como me sentaba a los 16 años a escribir canciones.

Recuerdo que una vez en el año 1998 me senté una tarde que no tenía que hacer y escribí seis canciones al hilo. La escribí tan rápido que tuve que grabarlas porque no me dieron tiempo de aprendérmelas mientras las hacía. Por que no las toqué una y otra vez.

Era genial tener 16, en el aspecto musical, ya que después de terminar las tareas, no había nada que hacer y no había un remordimiento de no tener nada que hacer: tenías 16 años, se suponía que no debías hacer nada más que estudiar y crecer, cayéndote, por supuesto.

Bueno, ayer y hoy fue como esa época, me senté y comencé a tararear cosas, en inglés como lo hago siempre para sólo llevar la melodía mientras balbuceo.

Y terminé un tema y otros dos los dejé a medias. Y grabadas en el pendrive dejé otro montón más.

Mientras las escribía y las escuchaba mientras las iba cantando, y al unísono de sentirme el mismo pendejo de 16 no pude dejar de notar que estas frases eran distintas, al igual que las melodías. No eran distintas sólo por el hecho de ser otras canciones, sentía en ellas otro tipo escribiendo y componiendo. Igual me asustó un poco.

Cada día me voy sintiendo que se me acaba el tiempo y cada día que pasa siento que es otro día no aprovechado, pero no así estos días… estos días fueron largos como los días más atareados.

Que satisfacción más grande el ser honesto con uno mismo, para poder serle honesto a otros.

Nunca pensé que escribir temas para mi nuevo proyecto sería tan reconfortante y a la vez, verme al espejo y aceptar que ya no soy el mismo pero que sigo el mismo camino.

Abrazos.

4 comentarios:

Mara dijo...

Me alegra verte tan contento e ilusionado,sigue asi, poco a poco...que sin prisas todo sale como uno quiere. Un besazo y un abrazo enorme!

klgo dijo...

Como diablos te tomaste esa foto ??? supongo que alguien afirma la cámara
Que entretenido eso de hacer canciones y me parece tambien entretenido el hehco de irlas viendo variar con el tiempo. No creo que Paul McCartney siga pensando en yeah yeah yeah cuando escribe. Eso ya pasó. Asi que bien por ti, porque sientes que vas evolucionando

hetsah dijo...

ser...
se es permanentemente... evolutivamente

...

Akassia dijo...

es cierto eso de los cambios... uno va dejando distintos "yo's" en las etapas por las que va pasando. El problema es que muchas personas se separan por completo de ellos, y los rehuyen con vergüenza. Me alegra que no seas parte de esas personas.

saludos!

Rumbo Perdido fue diseñado a mano por José Daniel Ayala.
Feed gracias a Feedburner, gestión de contenidos gracias a Blogger.
( cc ) Algunos derechos reservados, 2007