miércoles, julio 04, 2007

Coqueteando en la fila

Luego de pasar un tiempo siento que ya no estoy para conocer a mi mujer en una fiesta o un pub, bailando, medio borracho, medio pa la cola.

Siempre he tenido la fantasía de encontrarme, de conocer a alguien en cualquier lugar que no sea con luces apagadas, música estridente, alcohol y cigarro.

Me paso rollos en conocer a alguien en los paraderos de micros, en la biblioteca de mi instituto (o en un centro ajeno), en un negocio…

Pero hoy aluciné con el lugar más coqueto para poder conocer a alguien: Las filas. Acá las filas al final de mes en bancos y puntos de pago se hacen larguísimas. Y para aprovechar el espacio estás filas dibujan una culebra que va y viene haciendo encontrarse una y otra vez de frente los que van con los que vienen.

Creo que es una de la mejor oportunidad para acercarte a alguien que te llame la atención.

Haciéndole un análisis FODA sería:

Oportunidades:
  1. Tienes asegurado que ella no se va a ir hasta que realice su trámite.
  2. El aburrimiento de hacer una fila es uno de tus mejores aliados, ella estará más dispuesta a la conversación.
  3. Tienes la posibilidad de tener más de un intento. De nuevo, ella no se va a ir.
Amenazas
  1. Como tú, pueden haber otros.
  2. El aburrimiento puede poner a la defensiva a la “objeto de tu afecto”.
  3. En la espera de que la fila avance, el atractivo que hayas construido en ella puede menguar.

Las Fortalezas y Debilidades son inherentes a ti…

Las mías Grandilocuencia y extraña timidez, respectivamente.

6 comentarios:

El Kine dijo...

a poner en practica entonces

Artemisa dijo...

nunca hubiera pensado en la fila, pero tienes razon el dicho te abala, "reirse en la fila" asi que ya esta testeado que la fila si sirve para coquetear y hacer intercambio de miraditas...buena suerte en el proximo banco

saludos

circe dijo...

Creo que puedo decir... me encantaría ;-)

Beso tus ojos

Yuyo dijo...

No se me hubiera ocurrido hacer un analisis FODA, aplicado a la vida, al dia a dia...en verdad super ingenioso y util !!!!

Karo dijo...

A mi me carga que me hablen desconocidos en la fila,siempre la gente le da por hacer vida social, yo sólo sonrio,a veces llevo un libro o curiosamente observo a la gente, pero no me gustaria conocer a alguien en la fila, prefiero algo más convencional, amigo de una migo, vacaciones en alguna parte o comprando algo en alguna libreria, como en las peliculas gringas, jajaja etc..

Mejor no salgo d emi casa, soy muy timida y todos son posibles sospechosos de hurto, jajaja

Salud !

Beatriz Lorca Espinoza dijo...

De ahora en adelante tendré que cambiar mi cara de 2 metros haciendo fila; cara de aburrida, choreada, cansada... Por si a algún galanzote se le ocurre hablarme.

Muchos saludos

Rumbo Perdido fue diseñado a mano por José Daniel Ayala.
Feed gracias a Feedburner, gestión de contenidos gracias a Blogger.
( cc ) Algunos derechos reservados, 2007