martes, septiembre 05, 2006

Lavando platos

En los Expedientes X, en un capítulo de las últimas temporadas se mostraba a Mulder en una mesa de operaciones (con la forma de una cruz) esperando a ser intervenido quirúrgicamente. Lo miraba el fumador compulsivo junto a Diana Fowley (interpretada por Mimi Rogers) y dialogaban sobre lo que podría estar soñando mientras Mulder dormía en la camilla: Diana le comenta al Fumador Compulsivo que Mulder parecía que estuviese soñando y se preguntaba en que soñaba, a lo cual el Fumador le responde que sueña con todo lo que un héroe o gran hombre sueña: con una casa, una mujer, un hijo. Pequeñas preocupaciones, un mundo sin amenaza extraterrestre. Soñaba con una vida de cualquier mortal.

Entre tanto ir y venir a veces me encanta darme un tiempo, al menos un momento para escapar de mis grandes preocupaciones y el acto de lavar los platos siempre me llama la atención para esta meta.

Si bien, me encanta la televisión, el hecho de ver es un acto que no contribuye mucho al bien común, de alguna forma, en verdad creo que ver tele, aunque me encante hacerlo, es una perdida de tiempo. Nada se hace viendo tele.

En cambio, mientras lavo los platos, pienso en lo que me gusta pensar, resuelvo problemas en mi mente. Ocupo mi mente a la vez que hago una tarea.

Es un problema sencillo: hay platos sucios, si se lavan, ya no habrá platos sucios. Es como 2 + 2 = 4. A nadie se desilusiona lavando los platos, es más, a más de alguien dejaré contento con lavar los platos.

No es como pensar en mi futuro, ahora que me presentaron una oferta tentadora lejos de mi hogar… lejos de la música… este problema no es un 2 + 2 = 4, es más una estructura de control en programación.

Pero bueno. Algunos hacen yoga, otros van a la iglesia y se sienten más livianos… ¿Yo?... bueno, yo lavo los platos.

2 comentarios:

hetsah dijo...

de acuerdo

klgo dijo...

lavar platos ??? definitivamente eso no es lo mío, como alguna vez habras notado.
Yo cuando mequiero escapar salgo, camino y me distraigo. Idealmente con audifonos para imaginarme como el protagonista de un video.
A lo mejor algún día le doy vuelta a lo de los platos.

Rumbo Perdido fue diseñado a mano por José Daniel Ayala.
Feed gracias a Feedburner, gestión de contenidos gracias a Blogger.
( cc ) Algunos derechos reservados, 2007