sábado, agosto 18, 2007

Imagen residual

Internet (y sus aplicaciones) han inculcado cambios de hábitos dentro de nuestra forma de relacionarnos con la gente ya que es un mundo donde tenemos completo control de cómo queremos ser vistos por la demás gente.

La elección de un avatar, saber que fotografías publicar y cuales no te permiten controlar lo que ven tus amigos internautas y formarse una primera impresión, la cual esta supeditada a tu orden y consentimiento.

¿Estoy diciendo que todos somos mentirosos? Bueno, Gregory House diría que todos mentimos independientemente del ambiente y que por sobre todo mentimos en internet. Pero mi inquietud va por otro lado.

En Matrix, Morfeo le explica a Neo que cuando está en el programa de simulación los conectores de sus brazos y de su espalda han desaparecido; tiene cabello y diferente ropa. Le explica que eso es lo que ellos llaman una “imagen residual”, es como Neo se ve a si mismo, no como realmente es.

Y eso mismo sucede en internet, nosotros ponemos a disposición de todos la imagen de cómo nos vemos a si mismos, de nuestra imagen residual.

¿El motivo?

A veces parece tan sencillo que es muy complicado: llamar la atención, aceptación, pertenencia, comunicar todo lo que no se puede decir en palabras.

Tal vez por lo mismo uno a veces queda sorprendido lo mucho que llama la atención un cuadrito de 48px X 48px en Twitter. A mi me hace preguntarme si es porque he estado mucho tiempo soltero o simplemente es que ellas tienen una muy buena imagen residual de si mismas, eso si necesitará un estudio totalmente separado.

2 comentarios:

Pretoriano dijo...

Si basta meterse en una página de contactos (onda match.com) para darse cuenta de eso. Entre la fauna chilena al menos, las mujeres, si son feitas por último se producen para la foto. Los hombres, salvo contados casos -y lo digo imparcialmente y dejando las hormonas fuera- se sacan fotos que dan pena.

Negrita dijo...

Todos ponemos una foto favorecedora, no sólo en un blog sino también en un curriculum por ejemplo al pedir pega.
No estoy contra eso y creo que es lo más natural hacerlo, pero que sea la foto propia eso sí.. mira que en este mundo virtual hay de todo.
Hay quienes ponen fotos que no son pripias o bien están tan arregladas y fotoshopeadas que ni se parecen al modelo "original".
En lo que no estaré de acuerdo jamás es en la mentira... fingir ser quien no se es.. o inventarse una vida, a menos que claramente se diga que es ficción, es jugar con la buena fe de otros y eventualmente con sus sentimientos.
Abrazos y es un buen tema para quedarse pensando,
Carola

Rumbo Perdido fue diseñado a mano por José Daniel Ayala.
Feed gracias a Feedburner, gestión de contenidos gracias a Blogger.
( cc ) Algunos derechos reservados, 2007