martes, agosto 21, 2007

Niño interior

Hasta hace unos segundos me sentía orgulloso de sentirme aún como un niño. Pero ahora que lo pienso algo más detenidamente debo decir que si teniendo 25 me siento como un quinceañero, ¿eso quiere decir que los últimos 10 años de mi vida han sido en vano?

¿Qué no he aprendido nada? ¿Qué no he crecido? ¿Que sigo con las misma carencia de conocimiento?

Que teniendo 25 ando por la vida como quinceañero, eso querrá decir que ¿estaré respondiendo a los desafíos de la vida como lo hice hace 10 años?

Puta, si es así no me gusta nada sentirme un quinceañero. Entonces ¿Con que cara le hablo con tanta propiedad a mis congéneres, como trato de hablar del correcto andar de la vida si he perdido 10 años de sabiduría?

Viéndolo así prefiero mil veces tener 25 y sentirme de 50.

Vivir tanto sin aprender nada me parece un fracaso.

Prefiero saber que me costó 10 años aprender la sencilla verdad de que me queda mucho por aprender…

Claro... me siento orgulloso de que me quede algún rastro de inocencia, de que confío en las personas, que sueño con un mundo mejor... Pero vamos... ingenuidad no tiene nada que ver con ignorancia.

Puta, me dolió la cabeza

6 comentarios:

Viviana dijo...

Me gustaron tus pensamientos!Siempre me ayudan a reflexionar sobre algunas cosillas...
Mxs cariños,chau

Negrita dijo...

Siempre que vengo me das un tema de reflexión que deja pensando un buen rato.
Aunque a veces quisieramos rememorar los buenos tiempos del pasado, cada edad tiene su qué, sus experiencias y enseñanzas, hay que crecer no sólo en años sino en las ganas de llevar los años con dignidad.

Hoy vine a verte porque te tengo un regalo, hoy pensé en ti para darte un premio especial, el que espero aceptes con todo el cariño que lleva implícito... lo dejé en mi blog, para ti.
Carola

Yahuan dijo...

igual has aprendido una de las verdades más importantes de la vida, mmm ..., bueno, es que ahora mismo no sé cual, pero un día de estos te digo cuál es.

La Marsupial dijo...

Jajaj, que buena!, al final terminaste mordiéndote la cola..
Lo bueno de tener más años y es que al menos ya se sabe como se sintieron los que ya pasaron. Mientras más se tienen más se saben. Y como es acumulable, arrastra lo de niño, lo de rebelde, lo lúdico, etvcc, etc.
Es acumulable, no excluyente.
Asique a soltar la cola y a buscar el pellet.
Un beso

Uri dijo...

La sabiduría (que es lo que quieres decir con "conocimiento") se vive en pasado. Si estás reflexionando y pensando que no has aprendido nada... vas bien.
PD: No guatees llamándote "ingenuo". Eso huele a excusa y/o discurso auto-validante.
Gran post, sigue escribiendo.

Artemisa dijo...

me gusto mucho tu reflexion,hace mucho que no pasaba por aca, te dejo mis saludos,
un abrazo

Rumbo Perdido fue diseñado a mano por José Daniel Ayala.
Feed gracias a Feedburner, gestión de contenidos gracias a Blogger.
( cc ) Algunos derechos reservados, 2007