miércoles, agosto 15, 2007

El fantasma de canterville

Estoy atragantado.

Tengo algo que se ha asentado en la boca del estómago. Pero como esa boca no tiene lengua, no he podido hablar para dejarlo salir.

Aún no me he podido sentar y hablarle a un oído atento… no he encontrado uno por estos lados…

Siempre está el blog… pero siento que no es lo mismo…

Además que lo que me acongoja es bastante trivial, si que ya me imagino que respuestas tendría… pero es que lo que necesito no es respuestas… es un oído…

Sé que me arrepentiré de haber escrito esto, pero necesitaba sacarlo… al menos de mi mente.

3 comentarios:

La Marsupial dijo...

Hola Sauce, veo nostalgia.. te mando sólo cariños..(ningun consejo ;)

mara dijo...

Si necesitas algo,sigo por aqui ;)


Un besiko!

El Kine dijo...

vaya, ok solo oidos, no consejos, tu sabes donde hay

Rumbo Perdido fue diseñado a mano por José Daniel Ayala.
Feed gracias a Feedburner, gestión de contenidos gracias a Blogger.
( cc ) Algunos derechos reservados, 2007