lunes, abril 23, 2007

Mir-arte

No saco nada con mirarte.

Estás muy ensimismada, demasiado concentrada en números y letras que deberían llamar también mi atención, pero no lo hacen porque estás tú.

A veces descansas. Me miras y me desarmas. Pero como todo lo bueno, dura poco y pocas veces visita nuestras puertas.

Y en verdad no quiero asustarte con miradas insistentes, ni siquiera que descubras mis patologías con estos ojos que te ven sin siquiera pestañar.

Si que decido, acordándome de Julio, acechar el cristal que está a tu lado y que me devuelve tu reflejo. Y así te veo sin culpas ni vergüenzas y te susurro con mis ojos mis pensamientos…

Tu no sientes mis ojos sobre ti, lo que te hace sentir curiosa, extrañas sentirte observada, lo cual no es malo para mi ya que ahora extrañas mi mirada y la buscas… y yo… yo no he dejado de mirarte.

2 comentarios:

claudiapop dijo...

que tanto nos puede decir una mirada, mas de lo que creemos,, como dicen por hay el reflejo del alma... no se..solo el reflejo de lo mas bello que deseamos expresar esa sensacion de mirar al especial...
dicen que mi mirada es muy expresiva que mas de una ves me a delatado...
suerte

klgo dijo...

habil formar de seguir mirando sin duda, sin que casi lo parezca.

Rumbo Perdido fue diseñado a mano por José Daniel Ayala.
Feed gracias a Feedburner, gestión de contenidos gracias a Blogger.
( cc ) Algunos derechos reservados, 2007