lunes, julio 10, 2006

Review: AyerPM

Soy un gran seguidor de AyerViernes, una empresa con las cosas claras y de apariencia divertida. Aunque aún no me siento muy en paz con el suceso de que AyerViernes quería registrar la palabra “blog” y que quedara bajo su tutela. Pero eso es asunto legal, si que mejor me quedo sólo con la comunicación visual.

Gracias a Jorge Barahona conocí los blogs, es por eso este post es medio con sentimiento y medio objetivo.

AyerPM es una especie de Blogger made in Chile. Te haces tu blog en tres pasos y listo. Para gestionar los contenidos usan la aplicación The Shaker, que es usa por los tipos de la coctelera.

Y de puro curioso (y aprovecharme de hacerme la cuenta Judas en AyerPM antes que otro Judas aparezca) me metí a AyerPM.

La cuenta queda configurada así http://www.ayerpm.cl/judas lo cual ya es bueno (porque es .cl) y se me salió lo patriota.

El control que tienes sobre tu blog en cuanto a diseño es algo limitado. No puedes agregar código para añadir un contador o algo, pero en respuesta a esto, te ofrece la posibilidad de editar la lista de links de forma más automatizada, te ofrece “etiquetar” cada post, para después encontrar mucho más fácil tu contenido (y el de otros) y la gran cosa que trae y que le gana a blogger es la posibilidad de organizar tu blog con “Categorías”. Así, cada vez que escribas de tu vida personal puedes agregarlo a la categoría “Personal”, y si luego escibes sobre tecnología puedes agregarlo a la Categoría de “Tecnología”, así, si un usuario no está ni ahí con tu vida personal, puede ver sólo los post de la categoría tecnología. En este tópico blogger se cae, pero pesao’.

El manejo de fotos también es bastante automatizado, para las personas que sufren subiendo sus fotos y que no saben como arreglarlas. Lo malo es que si uno sube una foto demasiado grande, esta no se adapta al tamaño del blog, por lo cual desmedra el buen diseño que tienen las pocas plantillas en AyerPM..

Deberías darle un vistaso a AyerPM si:.

  • Te cansaste de que 1.000 personas tengan la misma plantilla que tu en blogger.
  • Te gusta lo chileno y las cosas copiadas desarrolladas en Chile.
  • No cachas ni una como agregarle más código al código de blogger
  • No tienes idea que es src en las propiedades del tag img (¿?)
  • Te estresa tener que escribir de otra forma especial que no sea “lo que pienso es lo que escribo” (es decir, aprender nuevos códigos y reglas).
  • Las siglas HTML, CSS,  XML, RDF, te son tan indiferentes como FBI, CIA, DNA.
  • Te gusta inventarte personalidades alternas y escribir como si fueras otra persona. (mmm no se me había ocurrido).

Por esta y alguna que otra razón te recomiendo AyerPM..

2 comentarios:

Taxa dijo...

Hola!

Que buen dato... estube mirando la página y estube viendo algunos blogs de usuarios registrados... lamentablemente, son muy blogger ajaja... asi que no veo mucha diferencia (visualmente), es una estructura muy similar a la de blogger... ahora, con el tema de programación y weaitas... me gusta el tema de que blogger puedes hacer y deshacer... aunk como tu dices, no tiene categoría el blogger, pero según he visto por internet, kizás es cosa de tiempo que blogger las tenga...

Otra cosa... me da paja tener dos blog (por ahora :P), y si kisiera abrir un blog en ayerpm (para ser nacionalista?? es un fundamente que no me convence mucho...) me gustaría que fuera como el ya tengo, con todos los cambios hechos y deshechos en mi blog actual...

Claro, pero como toda cosa nueva, hay que esperar que madure un poco, si los chicos de ayerviernes se ponen las pilas ( y conociendo la calidad de sus programadores y diseñadores), lo más probable es que logren un codigo mas flexible como el de blogger (hasta cierto punto flexible) y te permitan meter cosas y weas...

hetsah dijo...

y a mi xq los links q pusiste no me funcionan?
me quedé sin ver el blogger made in chile

será lueguito, ahora, byes

Rumbo Perdido fue diseñado a mano por José Daniel Ayala.
Feed gracias a Feedburner, gestión de contenidos gracias a Blogger.
( cc ) Algunos derechos reservados, 2007